Ya no hay respeto por nadie: Arzobispo de Xalapa tras asesinato de diputado

El arzobispo de la Arquidiócesis de Xalapa, Hipólito Reyes Larios, lamentó la pérdida del respeto por la vida, situación que se refleja con los asesinatos de niños, niñas y adolescentes en manos del crimen organizado y el hecho más reciente en Veracruz con la ejecución del diputado local, Juan Carlos Molina Palacios.

En la homilía, el arzobispo dijo a los feligreses que en el distrito de Medellín de Bravo fue asesinado el diputado local, “saliendo de su casa, de su rancho, ahí lo abordaron y lo asesinaron, entonces decimos ya no hay respeto por nadie y se manifiesta así”.

Recordó el asesinato del cardenal de la Arquidiócesis de Guadalajara, Juan Jesús Posadas Ocampo ocurrido el 24 de mayo de 1993 en el aeropuerto internacional de esa misma ciudad, así como otros crímenes de sacerdotes en Veracruz.

“Hace años asesinaron a un cardenal de la iglesia, recuerden al cardenal Posadas, y a varios sacerdotes en Veracruz. Ósea que ninguno de nosotros tiene garantizada la vida en esta tierra, pero si estamos preparados nos irá muy bien en el cielo, que así sea” expuso el arzobispo.

Expuso que la pérdida del respeto por la vida también se manifiesta en los asesinatos a bebés, niños y adolescentes, como ocurrió recientemente con el ataque a integrantes de la comunidad Mormona, la familia Lebaron en los límites de los estados del norte de Chihuahua y Sonora.

“Y dicen que es una estrategia de los grupos malosos vamos a decirlo así, para aterrorizar más a la gente y demostrar su poderío ante las autoridades, y por eso andan matando a niños y niñas”.

Agregó que los jóvenes, “tienen la vida entre grapas” por las invitaciones que les hacen para el consumo de drogas, alcohol, y tener sexualidad “fácil”.

“Y buscan los placeres a temprana edad, y muchos se enrolan en las cuestiones del narcotráfico y sabemos cómo terminan: Se hacen sicarios, desaparecen y sus padres ya no los vuelven a ver nunca, se van a otros lugares” señaló.

Refirió que en los adultos la familia “es muy agredida, porque ahora nos quieren meter la ley de la unión de dos hombres o dos mujeres, que quieren llamarle familia. Yo creo que son uniones de dos personas del mismo sexo que habrá de respetarles pero no se le puede llamar familia a eso. La familia es matrimonio, implica madre y padre porque de ahí nace la vida”.

Finalmente señaló que otra manera de haber perdido el respeto por la vida, es la insistencia de intentar modificar el artículo 4to Constitucional que ordena garantizar la vida desde el momento de su concepción, “Que no quieran cambiar, para darle ese falso derecho de asesinar desde el vientre”.

Fuente y foto: AVC/eap