Yolanda Castañeda Palmeros, premio nacional al Mérito Judicial

  • En 2011 lo obtuvo y ha sido la única magistrada veracruzana que lo ha logrado. Nadie más.

Miguel Ángel Gómez Ruiz

Xalapa, Ver.

El año 2011 fue extraordinario para la magistrada veracruzana Yolanda Cecilia Castañeda Palmeros, pues se hizo merecedora del Premio Nacional al Mérito Judicial.

Los plenos de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, del Consejo de la Judicatura Federal y del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, entregaron el premio a la magistrada veracruzana, la única que lo que ha logrado desde que se instauró.

Ella se destacó por encima de magistrados de todo el país y tras ser declarada ganadora, se presentó en el recinto de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, cuyo presidente Juan Silva Meza le recibió de forma cordial.

Y fue la ministra Margarita Beatriz Luna Ramos, quien destacó las virtudes de la magistrada Yolanda Cecilia Castañeda Palmeros, cuya labor ha sido extraordinaria en sus 49 años al interior del Poder Judicial de Veracruz. No sólo destacó que fue la alumna que recibió mención honorífica tras cursar su carrera de Derecho, sino que, tras reconocer su enorme talento para la música, dijo que tuvo que decidirse para trabajar a favor de los veracruzanos, comenzando como escribiente.

“La magistrada Yolanda Cecilia Castañeda Palmeros siempre trabajó con apego a los principios y valores éticos como son la independencia, imparcialidad, objetividad, profesionalismo y excelencia”.

Añadió que la presea que se entrega a juzgadores de nivel federal y local, tiene un significado especial, pues la sociedad demanda una actuación eficiente, pues los juzgadores deben tener un desempeño eficaz, una actitud recta y responsable para lograr el bien común.

Yolanda Cecilia Castañeda Palmeros es licenciada en Derecho, cuenta con dos maestrías y doctorados. En la práctica dejó su vida en 16 juzgados distribuidos a lo largo y ancho de Veracruz, ocho civiles y ocho penales. Es magistrada numeraria con carácter de inamovible, ha sido visitadora y siempre buscó la excelencia, con un trabajo honesto y transparente para proteger los derechos de los agraviados, con estricto apego a los órganos rectores de la carrera judicial.

La magistrada agradeció las palabras de la ministra Luna Ramos y agradeció a quienes le acompañaron en la ceremonia, destacando la presencia de su familia, sus hijos y su nieto. También le acompañó el magistrado presidente del Poder Judicial de Veracruz, Alberto Sosa Hernández, así como destacados abogados veracruzanos.

Hay que reiterar que Yolanda Cecilia Castañeda Palmeros ha sido la única veracruzana que ha recibido este preciado reconocimiento. Nadie más lo ha logrado.

Comentario del autor:

El trabajo que ha realizado la magistrada Yolanda Cecilia Castañeda Palmeros a lo largo de 49 años en el Poder Judicial de Veracruz ha sido extraordinario. No ha habido ninguna mujer que haya destacado más allí.

Ella ha sido ejemplo de honradez, rectitud y entrega, pues en cada cargo que ocupó se desempeñó de la mejor forma. Como toda mujer, destacó por encima del machismo que ha existido siempre. Trataron de doblegarla enviándola a distritos complicados, a fin de obstaculizarle y tal vez, cansarle. No lo lograron.

En cada lugar trabajó por y para aquellos que requerían justicia. Cada vez que la enviaban a un juzgado más lejano, tomaba su vehículo, hijos y los llevaba consigo. Fue una época difícil que no cualquier hubiera soportado. Ella sí.

Como magistrada ha tenido un desempeño brillante. Es magistrada numeraria inamovible. Tiene maestrías y doctorados y se prepara cada vez más.

Ella es impulsora del derecho en materia familiar, ha escrito libros sobre el tema y se ha destacado en esa área en los últimos años.

También pugnó, junto con abogados y funcionarios para la creación del Fondo para el Mejoramiento de Justicia. Fueron muchos viajes, muchas reuniones y al final, se logró.

No ha habido otra mujer que haya merecido más, con su trayectoria y preparación, dirigir al Poder Judicial. El machismo, las envidias y la politiquería lo evitaron, pero si hay alguien que podría haber puesto orden, era ella.

Al final, se destaca su preparación, su sencillez y la calidad de lo que ha hecho en 49 años. Yolanda Cecilia Castañeda Palmeros ha dejado huella en el Poder Judicial, más que cualquier otro (a).